Tratamientos

Los dos tipos de medicamento indicados para este tipo de problemas capilares son:

Finasteride

Este fármaco actúa sobre la raíz del problema capilar, se debe tomar vía oral en comprimidos de 1mg/día, a cualquier hora del día.

Está demostrado de forma clínica que este fármaco detiene la caída del pelo y promueve el crecimiento en zonas donde existe bello débil. Pero el efecto de este fármaco no se obtiene de forma inmediata, suelen empezar a verse resultados entre los meses 2 y 4 después de haber comenzado a tomarlo. Estos resultados permanecen durante el tiempo que continúe tomando la medicación; si el paciente decide dejar de tomarla, es importante saber que estos efectos van a desaparecer a partir de los tres meses después de haber dejado de tomarla.

En mujeres, los efectos sobre el pelo se observan con una dosis superior, de 2.5mg. Pero esta dosis aún no está aprobada por la FDA.


Minoxidil (tópico)

Este medicamento también es idóneo para la alopecia tanto en mujeres como en hombres. Crea un efecto de engrosamiento en el cabello de las zonas que están más afectadas. Los resultados comienzan a observarse a partir del cuarto mes desde que se ha empezado con el tratamiento, pero los resultados definitivos no se obtienen hasta que no pase un año de tratamiento.

Este medicamento también se toma vía oral. Al comienzo de su ingesta, los primeros 20 días, se produce una caída del pelo debido a que el minoxidil hace que las unidades foliculares entren en período de reposo para que, después de 4 meses, empiecen a generar pelo para que nazca al mismo tiempo y de mejor calidad que los que había anteriormente.

Igual que en el anterior tratamiento, si deja de tomarlo, podrá observar que los resultados desaparecen, volviendo al estado inicial pasados 4 meses.

A diferencia del anterior tratamiento, en este deben darse dos aplicaciones al día del 1ml por la mañana y por la noche directamente sobre el cuero cabelludo seco.